Aceites vegetales, tesoro para la piel y el cabello

Los aceites vegetales son la energía y luz que concentran las semillas, la esencia de la vida, un tesoro que nos ofrece la Madre Tierra que se lleva utilizando desde el principio de los tiempos por todas las civilizaciones.

Los egipcios ya trabajaban con maceraciones de aceites para utilizarlos como hidratantes corporales, los romanos se embadurnaban de aceites después del baño, tanto en India, como en China, África o Polinesia, las mujeres utilizan los aceites para hidratar su pelo y nutrirlo en profundidad.

Este precioso líquido hoy en día se ha convertido en una vulgar materia grasa líquida, desprovista de nutrientes y sin propiedades terapéuticas debido a los procesos de refinación a los que se les somete.

El 90% de la población consume este tipo de aceites totalmente adulterados. 

Si queremos trabajar con aceites y mantener sus propiedades terapéuticas, tendrán que ser extra vírgenes, de primera presión en frío y de cultivo ecológico.

Los aceites vegetales son ricos en ácidos grasos poliinsaturados penetran muy bien en nuestra epidermis, la nutren, hidratan y reconstituyen la capa lipídica, dándole elasticidad, suavidad y luz gracias a los efectos suavizantes, tonificantes y regeneradores que además frenan su envejecimiento. Son bien tolerados por la piel y no provocan reacciones alérgicas, se utilizan en la gran mayoría de tratamientos de cosmética:

OIL CLEANSING METHOD:

fantástico tratamiento para limpiar la cara, aplicar una combinación de aceites, normalmente con base de aceite de ricino combinado con otro dependiendo de las características de tu piel, aplicar en toda la cara y aclarar con agua caliente. Los resultados son buenísimos ya que lubrifica, disuelve las grasas que tenemos en exceso en nuestra piel, protege e hidrata, probarlo os va a encantar!!

OIL PULLING:

Terapia milenaria ayurvédica procedente de la India que elimina tanto las toxinas de la boca como del cuerpo; Se trata de tomar 1 cucharada de aceite de sésamo, oliva o coco bio, introducirlo en la boca e irlo moviendo dentro de nuestra boca durante un período de 15 a 20 min, sin hacer gárgaras, una vez pasado este tiempo, escupir el aceite con todas las toxinas que contiene. Los resultados son rápidos y por lo que he leído asombrosos, realizar el oil pulling en ayunas de 1 a 3 veces al día.

LECHE DESMAQUILLANTE:

Un aceite de almendras puede ser maravilloso, incluso para los ojos.

CREMA DE NOCHE O DIA:

Hay aceites fantásticos para la cara; Jojoba, Rosa Mosqueta, Semillas de Uva...

ACEITE CORPORAL:

Después del baño como hidratante o para hacer un masaje

PELO:

Para nutrirlo y protegerlo es un tratamiento fantástico (en un próximo post lo trataremos más en profundidad)

Hay muchísimos aceites vegetales con infinidad de propiedades, citaré unos cuantos para que tengáis una idea:

AGUACATE:

Suavizante, hidratante y protector cutáneo, regenera y fortalece la piel, favoreciendo la regeneración celular, aporta elasticidad y es muy nutritivo, potente antiarrugas. Una maravilla para los cabellos secos, les da vida y los hace crecer. Protector solar natural.

ALMENDRAS DULCES:

En masajes alivia picores, irritaciones y eccemas, calmándolas, ayuda a la curación de quemaduras en inflamaciones, también ayuda a eliminar la caspa y es perfecto en la higiene de bebés.

AVELLANA:

Muy rico en lípidos, astringente, se utiliza en el tratamiento de pieles con acné.

CÁÑAMO:

Hidratante y suavizante, es regenerador muy interesante en pieles secas y arrugadas al igual que el de Germen de Trigo posee gran contenido de Vitamina E y no es tan caro.

GERMEN DE TRIGO:

Se necesitan 15 toneladas para extraer 1 ltr de aceite, su gran contenido en Vit. E lo convierte en uno de los aceites más antioxidantes, fantástico en el pelo y pieles deshidratadas.

GIRASOL:

Suavizante y calmante, antideshidratante, excelente para hacer masajes ya que es muy fluido, uno de los mejores aceites de base especialmente para hacer macerados.

JOJOBA:

Crece en America central, es una cera. Su composición es muy diferente a la de los aceites vegetales pero sus propiedades son muy remarcables. Suavizante, antideshidratante, calmante, cicatrizante, nutritivo, regulador, estimula la síntesis de colágeno y elastina. Es antiarrugas, protector solar. En el cabello tiene la facultad de equilibrar zonas secas y zonas grasas.

OLIVA:

Rico en ácidos grasos y en vitaminas A, B, C y E, es suavizante, calmante, cicatrizante, nutritivo y regulador, los buenos aceites de oliva tienen un perfume discreto. Para todas las pieles, especialmente las grasas ya que es astringente.

PEPITAS DE UVA:

Composición muy equilibrada en ácidos grasos, es nutritivo, regulador y reparador, una buena base para los cuidados del cuerpo. Muy fino se aclara bien, sirve en todo tipo de piel especialmente las grasas.

RICINO:

Ya Cleopatra lo utilizaba como desmaquillador, asombrosas propiedades terapéuticas y estéticas. Acelera el crecimiento de pestañas y pelo(hacer una mascarilla untando todo el pelo y tapar con un paño caliente durante una hora) Regenera e hidrata el pelo seco por los tintes y permanentes Aliva y calma y cicatriza las afecciones cutáneas. Favorece la desparición de manchas cutáneas en manos. Excelente desmaquillador de cara y ojos. Enrancia rápidamente!

ROSA MOSQUETA:

De la familia del escaramujo, la rosa mosqueta florece de manera silvestre en todo el continente americano pero principalmente en Chile y los Andes, produce unos frutos excelentes en contenido de Vit. C. Es interesante porque de sus frutos se obtiene un 80% de ácidos grasos poliinsaturados comunes al aceite de pescado e indispensables para la regeneración celular y flexibiliad de las paredes celulares, tiene incluso Vit. A ácida, una variedad de vit. A muy activa y es por eso que se trata de un aceite extremadamente regenerador. En cosmética se utiliza como regenerador, cicatrizante, para las arrugas y manchas de la piel, piel desvitalizada y seca, estrías, quemaduras de sol, acné, eccemas y psoriasis, alteraciones de los tejidos por radioterapia.

SÉSAMO:

Rico en ácidos grasos esenciales, es suavizante, antideshidratante y restructurante. Depurativo, desintoxicante y purificante, gran eficacia en el momento de fijar los aromas nobles especialmente las flores más delicadas, excelente para hacer macerados de flores, para todo tipo de piel es muy adecuado para hacer masajes. En la boca fantástico para hacer oil puling.

* Gran parte de esta información es extraida de un trabajo realizado junto a mi compañera y amiga María Culubret de " FLORS I PLANTES MEDICINALS"